Esterilización en pouches

Todo lo que necesitas saber sobre la esterilización de alimentos envasados en pouches

Esterilización en pouches

El objetivo de este artículo es darte a conocer las peculiaridades de este envase plástico en lo que respecta a la elaboración y comercialización de conservas gourmet y/o platos preparados. Como no puede ser de otro modo, nos centraremos en los procesos de pasteurización y esterilización con este tipo de bolsas para que puedas decidir si es o no el recipiente adecuado para tu producto.

Envases flexibles para conservas y platos preparados

Pouch es un término anglosajón que en nuestro idioma significa bolsa. Por lo general, los pouches, también denominados doypacks o Stand up pouch, son envases flexibles con tres soldaduras que se caracterizan por poder permanecer erguidos sobre su base.

Se considera que la historia de este tipo de envase flexible empezó con la invención del celofán en 1900 de la mano del químico suizo Jacques E. Brandenberger. El celofán es una película transparente y flexible, que se obtiene por regeneración de la celulosa y que se utiliza principalmente como envase o envoltura.

Tras 12 años de investigación, finalmente Brandenberger consiguió patentar dicho polímero natural. Ese mismo año, en Estados Unidos se comenzó a usar el celofán para los envoltorios de caramelos.

Ese fue el primer paso en la búsqueda de recipientes más ligeros y fáciles de apilar que permitieran transportar más producto a menor coste. Y todo ello fue posible gracias al desarrollo de la industria petroquímica y a la aparición de nueva maquinaria. 

En la actualidad, cada vez más empresas recurren a los pouches para envasar conservas y platos preparados, ya que ofrecen múltiples posibilidades y ventajas.

Estructura de un doypack o pouche

Tipos de envases flexibles para alimentación

En el mercado existen una gran variedad de envases flexibles para alimentación. Hay de diferentes modelos y tamaños, pudiendo ser de 33 ml a 1,5 litros de capacidad.

Como ya hemos comentado, estos envases cuentan con tres soldaduras, dos longitudinales laterales y una en la parte superior. Y están hechos con:

  • Dos capas de película de plástico:
    • Una de polipropileno (PP) que es un polímero termoplástico apto para pasteurizar, esterilizar, envasar con atmosfera modificada (MAP), abatir, congelar, etc.
    • Y otra de poliéster termoplástico que suele ser de Tereftalato de polietileno (PET).
  • Una lámina metálica que por lo general es de aluminio.

Además, podemos encontrar pouches con apertura rasgable, de un único uso o con cierre, o también con boquilla y tapón. La boca de salida del producto puede estar en vertical o en una esquina. En caso de tener boquilla, esta puede ser de diferentes diámetros y la medida del tapón puede ser la estándar o más ancha, estilo baby safe.

Ventajas y desventajas de los doypacks para la elaboración de conservas y platos preparados

Son muchos los beneficios que se le atribuyen a este tipo de envase tan novedoso en el sector de la alimentación, tales como:

Al igual que tiene sus pros también tiene sus contras. Uno de ellos sería su reciclaje, el cual es complicado al tratarse de un envase multicapa y además contener otros elementos como el zipper o los tapones. Si bien es cierto, que hoy por hoy, ya existen en el mercado pouches 100% reciclables. También es verdad que tienen un coste mayor por unidad.

Otra desventaja es que no se puede ver el producto del interior como en el caso del envase de vidrio. Aunque es un campo en el que también se está trabajando y ya hay empresas que ofrecen doypacks semi traslúcidos o con secciones transparentes.

Si todavía tienes dudas, visita este artículo y descubre cuáles son los envases más apropiados para la elaboración de conservas.

Envase flexible para conservas y platos preparados

Conservas y platos preparados en envases flexibles

Seguro que habrás visto que en los estantes o frigoríficos de tu comercio son cada vez más las marcas que recurren a este tipo de bolsas termosellables. Los alimentos que solemos encontrar son: 

  • Aderezos para ensalada
  • Alimentación infantil
  • Comida para mascotas 
  • Fruta troceada 
  • Aceitunas
  • Platos preparados listos para el consumo como, por ejemplo, pasta con salsa, albóndigas en salsa, cremas, etc. 
  • Sofritos y salsas 
  • Sopas
  • Huevo o yema líquida

Muchos de los productos que encontramos envasados en pouches tienden a esterilizarse, aunque esta no es una norma general.

Recuerda que lo que determina qué tratamiento térmico realizar no es el recipiente en sí, sino los ingredientes de su interior y el propósito de su elaborador. 

Al igual que hay productos que los encontramos a temperatura ambiente y que tienen una vida útil de un máximo de 5 años, hay otros que están en el refrigerador y duran menos. Ello se debe a que son conservas o platos preparados que han sido pasteurizados.

Ebook 5 pasos para crear tu propio negocio de conservas
Ebook 5 pasos para crear tu propio negocio de conservas.