Controla perfectamente la pasteurización y la esterilización de tus conservas

Controla perfectamente la pasteurización y la esterilización de tus conservas

Controla perfectamente la pasteurización y la esterilización de tus conservas

Las autoclaves TERRA Food-Tech® incorporan una sonda flexible que captura lecturas de temperatura directamente del interior del alimento para regular correctamente todo el ciclo

Las autoclaves TERRA Food-Tech® son de los pocos equipos existentes en el mercado que registran tanto la temperatura interior de la autoclave como de la conserva. Y todo ello gracias a una sonda de cámara y también a una sonda flexible, también conocida como sonda corazón, que se inserta en una muestra de producto.

¿Quieres saber en qué consisten y cómo funcionan estas sondas? Te lo explicamos a continuación.

Sondas para registrar el progreso de la temperatura

Como bien indica el diccionario, la sonda es un instrumento que se introduce en un cuerpo para explorar alguna de sus partes o extraer o introducir sustancias. En este caso, el cuerpo sería la cámara de la autoclave o el interior de tu conserva, con el objetivo de registrar y analizar la evolución de la temperatura.

Las autoclaves de TERRA Food-Tech® tienen dos sondas de temperatura en su interior, una sonda de cámara y una sonda flexible. Tanto una sonda como la otra vienen de serie en nuestras autoclaves por considerarlas esenciales para asegurar una correcta pasteurización o esterilización.

Sonda de cámara

La sonda de cámara es una sonda de temperatura fijada en la pared interna de la cámara de esterilización y que se emplea para medir la temperatura que alcanza el interior de la autoclave. Hace lecturas de la temperatura del aire que hay entre las paredes de la cámara y fuera de los envases. Dicha medición, junto con la que realiza la sonda flexible, garantizan el correcto funcionamiento del equipo y ayudan a que se alcancen los grados centígrados deseados en cada fase. Esta sonda evita que se queme o sobrecocine el producto o que, por el contrario, no se llegue a pasteurizar o esterilizar correctamente.

Aunque habitualmente trabajan conjuntamente, en algunas circunstancias usuarios expertos pueden escoger trabajar solamente con la sonda de cámara.

Sonda flexible

Sonda flexible corazón incorporada en las autoclaves TERRA Food-Tech®

La sonda flexible o sonda corazón sirve para registrar la temperatura que alcanza el interior de la conserva o plato preparado. Para con ello, poder garantizar que el producto está a la temperatura deseada durante el tiempo marcado y que llega al valor F0 objetivo, es decir, que la temperatura real alcanzada durante el ciclo es suficiente para eliminar los microorganismos a la vez que se mantienen al máximo las propiedades organolépticas y características nutricionales del alimento.

Esta sonda es flexible y tiene un revestimiento de acero inoxidable reforzado en todo su cuerpo. Se conecta al microprocesador, el cual se encarga de llevar el registro de temperatura y, en caso de detectar diferencias significativas entre la de la sonda de cámara y la insertada en la muestra de producto, presenta un mensaje de error en la pantalla táctil de la autoclave.

El termopozo es la pieza de la sonda flexible que se halla en contacto con el producto y su longitud puede variar dependiendo del modelo de la autoclave. Para autoclaves de sobremesa de la Serie CFS-H es de 60 mm y para autoclaves verticales de la Serie CFS-V, de 120 mm.

¿Cómo funciona la sonda flexible?

Funcionamiento de la sonda flexible corazón de las autoclaves TERRA Food-Tech®

La sonda flexible se puede usar con cualquier tipo de envase, excepto los envases flexibles de paredes finas tipo bolsas o pouches.

Para poder insertar la sonda flexible en tu conserva deberás:

  1. Escoger una de las conservas como muestra de referencia. Normalmente se coloca en el centro del cesto superior ya que es uno de los puntos fríos de la autoclave.
  2. Perforar, o bien la tapa metálica en el caso de que tu conserva sea en envase de cristal o lata, o el mismo recipiente en el supuesto de que sea de plástico semirrígido. Para ello, deberás hacer uso del kit de perforación de envases incluido con la compra de una de las autoclaves de TERRA Food-Tech®.
  3. Inserir la sonda flexible de temperatura al producto usado como muestra de referencia.
  4. Una vez acabado el ciclo, la autoclave mostrará la evolución de la temperatura registrada.

En caso de envases tipo bolsas o pouches, se emplea un registrador de datos en formato disco, el cual es inalámbrico, resistente a la presión y tiene forma de botón. Este debe introducirse dentro del envase para después sellarlo, intentando siempre que quede en el centro del producto. Una vez finalizado el ciclo, se deberá recuperar del envase para descargar la información y registrar todo el proceso.

Kit de perforación para insertar la sonda flexible

Perforación del envase para insertar la sonda flexible corazón de las autoclaves TERRA Food-Tech®

Dependiendo del tipo de envase que uses, en TERRA Food-Tech® te ofrecemos diferentes kits de perforación para lograr una inserción adecuada de la sonda flexible en tu muestra. Actualmente contamos con 2 kits de perforación:

  • Para envases de tapa rígida, contamos con el kit KIT-CFS-T que se adapta a todo tipo de tamaños de envase.
  • Para envases semirrígidos con paredes flexibles como las bandejas de plástico, te recomendamos el kit THW-PG-V para modelos verticales y el kit THW-PG-H para modelos de sobremesa.

Y si tu envase no es viable para usar una sonda flexible, como es el caso de bolsas o pouches, recuerda que deberás usar el accesorio DLDSIK, el registrador de datos de temperatura en formato disco que se puede introducir en el interior del producto.

Para más información y detalles sobre cómo usar los kits de perforación, puedes descargarte el siguiente documento explicativo.

Sonda flexible adicional

Sonda flexible adicional de las autoclaves TERRA Food-Tech®

Además de la sonda flexible estándar incluida en todos los modelos de nuestras autoclaves, también puedes adquirir una segunda sonda flexible adicional con la cual podrás registrar y analizar la evolución de la temperatura en otra muestra independiente. Y así, asegurar que no se detectan diferencias significativas entre ambas conservas de referencia.

Por lo general, esta sonda flexible adicional está especialmente indicada para I+D en el sector de la industria alimentaria y para pruebas piloto en la industria de packaging, para de este modo llevar a cabo controles de calidad más exhaustivos de sus productos o nuevos formatos de envase.

Mantenimiento de las sondas

Como ya te hemos comentado a lo largo de este artículo, las autoclaves TERRA Food-Tech® cuentan con dos sondas de temperatura, una integrada en la cámara y otra externa para colocar dentro del producto.

Por lo que respecta a la sonda flexible, después de cada uso te aconsejamos que la limpies de restos de alimentos con un paño húmedo y jabón neutro y, de este modo, la dejarás lista para las próximas pruebas.

Además, las sondas de temperatura deben calibrarse periódicamente por parte de un técnico autorizado, especialmente la sonda flexible, de forma anual o semestral según el uso, ya que se van desajustando y necesitan un mantenimiento. La no calibración periódica de las sondas de temperatura conllevará un desajuste progresivo entre las lecturas de temperatura y la temperatura real.

Autoclaves TERRA Food-Tech® con sonda flexible

No nos cansaremos de decírtelo, el objetivo de TERRA Food-Tech® y nuestras autoclaves es garantizar la correcta y segura elaboración de tus conservas y platos preparados. Y, para ello, es imprescindible controlar correctamente la temperatura y el tiempo a los que sometes tu producto, siempre intentando mantener sus propiedades organolépticas y características nutricionales minimizando los posibles efectos del tratamiento térmico.

De ahí la importancia de utilizar sondas de temperatura, tanto en el interior de la cámara como de tu conserva. Solo de este modo podemos cuantificar la eliminación, parcial o total, de microrganismos y sus esporas y, con ello, cumplir la normativa sanitaria y de higiene, además de asegurar su consumo con todas las garantías de calidad.

Es por ello por lo que nuestras autoclaves cuentan con muchas más prestaciones y características que te ayudarán a comercializar tus conservas gourmet o platos preparados con el mayor éxito y garantía.

Producto de la evolución de la marca RAYPA, con más de 40 años de experiencia en la fabricación de equipos de esterilización, nuestras autoclaves compactas están desarrolladas específicamente para la producción de conservas o platos preparados envasados y para facilitar las pruebas de desarrollo y control de calidad de la industria alimentaria. Para más información, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Compartir publicación
Si te ha gustado Controla perfectamente la pasteurización y la esterilización de tus conservas

También te puede interesar

Controla perfectamente la pasteurización y la esterilización de tus conservas

Controla perfectamente la pasteurización y la esterilización de tus conservas

Las autoclaves TERRA Food-Tech® incorporan una sonda flexible que captura lecturas de temperatura directamente del interior del alimento para regular…
12 mitos sobre las conservas

12 mitos sobre las conservas

En este post desmontamos una gran cantidad de falsas creencias, invenciones y mitos sobre la elaboración y el consumo de…
¿Quieres saber por qué tu centro de formación profesional necesita una de nuestras autoclaves?

¿Quieres saber por qué tu centro de formación profesional necesita una de nuestras autoclaves?

Autoclaves TERRA Food-Tech® para centros de formación profesional, la herramienta imprescindible para una apropiada formación práctica Cualquier escuela profesional, academia…