Mª Àngels Puertas: “Aixada Conservas es la fusión entre la artesanía, la agricultura de proximidad y la familia”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Aixada Conservas

Aixada Conservas es una línea de conservas gourmet de tapenade, sola o acompañada con otros alimentos como la anchoa, y también de mermeladas y preparaciones vegetales. Además, bajo esta marca también ofrecen cestas de verdura fresca directa de sus huertos.

Aixada Conservas nació el 2015 gracias al deseo de la Mª Àngels Puertas Badorrey y de su marido de seguir con un legado transmitido de padres a hijos durante tres generaciones.

Aunque Mª Àngels ha trabajado cerca de 40 años en el sector de la industria textil, paralelamente siempre ha estado involucrada en la agricultura y la cocina continuando el ejemplo de su familia, agricultores y ganaderos durante toda su vida.

Hoy por hoy, Aixada Conservas elabora en el obrador comunitario de VEAMAT, el Vivero de Empresas Alimentarias Municipales del Ayuntamiento de Tagamanent. Allí encontraron la solución más económica y adecuada para poner en práctica sus conocimientos y hacer realidad sus sueños.

En TERRA Food-Tech® valoramos profundamente el trabajo que hacen los pequeños productores y los microemprendedores para mantener, transmitir y conservar la gastronomía local. Por eso, os queremos explicar su experiencia en el mundo de las conservas gourmet a través de esta entrevista donde Mª Àngels nos cuenta por qué se decidió a emprender, cómo lo hizo y cuáles han sido los resultados de su aventura.

Entrevista a Aixada Conservas

Ma Àngels Puertas de Aixada Conservas con olivada.

Mª Àngels, cuéntanos qué es Aixada Conservas.

Aixada Conservas es la culminación de años de dedicación de tres generaciones de una misma familia hacia la agricultura, a pequeña escala, y la elaboración artesanal con recetas de nuestros bisabuelos.

¿Por qué el nombre de Aixada Conservas?

Creemos que refleja todo lo que simboliza la empresa. Aún conservamos las azadas de los abuelos para trabajar el campo, que tienen más años que yo, y yo ya paso de los 55…

De hecho, aún cultivamos, no sólo con esta herramienta, sino de la misma manera que lo hacían mis abuelos. Es una manera de honrarlos, de recordarlos. Aunque ya no están con nosotros su legado siempre nos acompañará, estamos aquí por ellos. Nosotros sólo hemos seguido sus huellas.

¿Cuáles fueron los motivos por los que decidisteis poner en marcha un pequeño negocio de conservas gourmet?

Fue pura casualidad. Nosotros siempre hemos hecho conservas y amamos la cocina, pero sólo lo hacíamos de puertas adentro, para la familia. Y, por casualidades de la vida, estos productos terminaron en manos de gente más especializada que estaba muy interesada en comercializarlos y nos dimos cuenta de su potencial.

Este hecho fue la chispa, el último empujón, para hacer algo que siempre hemos deseado hacer, vender nuestros productos.

¿Qué pasos habéis seguido?

En primer lugar, seleccionar muy bien cuáles de las recetas que siempre hemos cocinado podían ser más adecuadas para comercializar.

Seguidamente, evolucionar estos productos, es decir, mejorarlos todo lo posible antes de que salieran al mercado, lo que nos llevó casi un año.

Y a partir de ahí, cuando ya teníamos el producto bien definido tocaba centrarse en todo lo que rodea al producto. Definir la marca, el etiquetado, buscar los suministradores de recipientes, hacer un estudio de mercado para ajustar al máximo el precio… Pero lo principal fue la calidad del producto en sí, y el resto fue viniendo.

Una vez el producto estaba definido fue la hora de presentarlo al público, nosotros siempre hemos tenido claro a qué tipo de tienda nos queríamos dirigir, una muy específica que apostara por productos de calidad y pusiera en valor nuestro producto, y así llegar al cliente final que aprecia este tipo de conserva, la calidad de la materia prima, la artesanía y el trabajo que realmente lleva dentro.

Las conservas gourmet de Aixada Conservas se han ido abriendo camino a través de estas tiendas y también de ferias donde nos han ido invitando. Esto nos ha permitido conocer a muchas personas, las que nos han recomendado a sus familiares y conocidos y nos han abierto las puertas a otras tiendas donde ellos compran habitualmente. Esto lo que demuestra es que nuestros productos gustan y mucho.

¿Qué es lo que más os ha costado a la hora de emprender?

Lo que más complicado resulta son los obstáculos que te pone la Administración. Así como nos hemos encontrado, incluso dentro de la Administración, gente que nos ha ayudado muchísimo a nivel personal, la burocracia de poner en marcha una empresa o de emprender un proyecto como este es tan monumental que si no estás muy convencido es fácil que termines desistiendo, lanzando la toalla.

Al final te das cuenta de que todo este discurso político de ayudar al emprendedores que hemos oído tantas veces cae en papel mojado porque ni llegan estas ayudas ni facilitan nada. A nivel fiscal es absolutamente salvaje el ensañamiento que reciben en este caso las pequeñas empresas cuando son las que pueden acabar dando trabajo a mucha más gente.

¿Qué está suponiendo y/o ha supuesto para vosotros la decisión de emprender?

La decisión de emprender no sólo ha supuesto un orgullo para poder decir que, lo que en un principio era un sueño se ha convertido en una realidad, sino que también es un crecimiento personal por la cantidad de gente que hemos llegado a conocer y que nos ha transmitido este feedback tan positivo, eso no tiene precio. Estamos muy agradecidos por la acogida que siempre hemos recibido, sabemos que hemos tenido mucha suerte de encontrar a gente tan bonita que nos ha ayudado muchísimo.

¿Dónde podemos encontrar Aixada Conservas?

Nosotros no tenemos tienda fija precisamente porque tenemos ese espíritu de productores, elaboradores. Aunque no descartamos terminar dando este último paso que nos falta con la culminación de una tienda fija. Sin olvidar que nosotros nos debemos, no sólo al cliente final, sino también a las tiendas que han apostado por nosotros. Si hemos llegado hasta aquí es gracias a ellas.

Todas estas tiendas se pueden encontrar en nuestra página web y también en nuestras redes sociales (@aixadaconserves), en las que damos a conocer nuestros productos y los de otros tan buenos como los nuestros, así como recetas fáciles de hacer y muy apetitosas.

Además, tenemos parada fija en el mercado de proximidad de la plaza de la Corona de Granollers cada sábado por la mañana y participamos en otros mercados y ferias puntuales.

Aixada Conservas elabora sus conservas gourmet en el Vivero de Empresas Alimentarias Municipales del Ayuntamiento de Tagamanent (VEAMAT). ¿Cómo conocisteis esta iniciativa y por qué la elegisteis?

Conocimos esta iniciativa a través de la Red de Productos de la Tierra. En ese momento, estábamos buscando un obrador con una estancia no permanente, similar al que se nos ofreció en Tagamanent. Podríamos decir que, de nuevo, todo fue gracias a la casualidad. Casualidad que apareciera en el momento justo y que nosotros conociéramos a las personas indicadas que nos ofrecieron esta posibilidad.

Tagamanent para nosotros, en este caso el Ayuntamiento y, especialmente, Ignasi, su alcalde, siempre formarán parte de nuestro crecimiento y les guardaremos siempre un afecto y un agradecimiento eterno. Ojalá, otros ayuntamientos tomen nota de iniciativas como la del VEAMAT.

¿Qué problemas se te plantearon a la hora de elaborar las conservas?

Nuestra elaboración es completamente artesanal. Partiendo de esta base y considerando que no añadimos ningún tipo de aditivo ni conservante no natural, estuvimos expuestos a ciertos problemas en un inicio. Problemas derivados de la entrada de aire en según que recipientes, de encontrar la temperatura ideal de conservación, la selección óptima de cada ingrediente para que no interfirieran entre ellos… Y finalmente, hemos llegado a un punto de excelencia gracias al dominio de la autoclave y del control de la acidez de nuestras elaboraciones. Dominar la esterilización con autoclave fue esencial para conseguir nuestro producto final.

Elaboración de Aixada Conservas con las autoclaves TERRA Food-Tech.

¿Qué pasos tuvisteis que seguir para resolverlo?

Nosotros ya teníamos cierta experiencia con el tema de la conservación tradicional. Sin embargo, nos dimos cuenta de que necesitábamos ayuda de un técnico alimentario para resolver muchas de nuestras dudas. Finalmente, con la entrada de la autoclave en el obrador de Tagamanent, conocimos a Albert, el técnico colaborador de TERRA Food-Tech®, que nos ayudó a conseguir un nivel de control de nuestras elaboraciones óptimo.

¿Crees que el mundo de las conservas gourmet es una oportunidad de negocio?

La decisión de dedicarse a este sector no ha sido porque sí. Venimos de un largo camino recorrido, aunque no comercial, pero sí de elaboraciones de conservas que nos otorga una cierta experiencia que podríamos decir que forma parte de nosotros.

Creemos que cada vez es más la gente que apuesta por productos de proximidad y naturales. Saben y sabemos que repercuten en nuestra salud de manera muy positiva y que, a la vez, no están exentos de una calidad máxima para el paladar. Al final la gente que compra un alimento lo que quiere es que sea bueno y si, además, es sano, mejor que mejor.

¿Qué consejo le darías a aquella persona que como tú quiere empezar en el mundo de las conservas?

Paciencia, exigencia con uno mismo y buena voluntad. El resto es secundario. Si pones estas dos cosas sobre la mesa las sinergias positivas con el resto de personas vendrán solas.

Muchas gracias Mª Ángeles de Aixada Conservas por aceptar esta entrevista. Os deseamos mucha suerte en vuestra aventura, ¡os la merecéis!

Ir arriba