La importancia de las autoclaves para la industria del packaging alimentario

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp

¿Quieres saber qué hay tras un buen envase?

Empezaremos este artículo con una situación cotidiana: imagina que abres una conserva ya sea de unas verduras cocidas, una salsa o una mermelada, normalmente este acto no tiene más consecuencias que las esperadas. Sin embargo, podrían pasar varias situaciones desafortunadas como que:

  1. El envase se rompiera en tus manos.
    Si este fuera de cristal las consecuencias podrían ser fatídicas.
    Si fuera de plástico y estuviera un poco resquebrajado, lo que podría suceder es que el líquido del interior hubiera goteado dejando la despensa o la nevera sucia y que, además el alimento de dentro se hubiera corrompido.
    Y si fuera una lata podría estar oxidada por fuera y/o también por dentro y, afectar al contenido.
  2. La tapa o tapón no cerrara bien y todo su interior estuviera en mal estado.
    También podría pasar que la tapa estuviera oxidada dando una muy mala imagen y poca confianza.
  3. Los adhesivos externos se hubieran despegado o descolorido.
    Entonces te resultara imposible ver información de tu interés y de obligada presencia en los envases como la fecha de caducidad, ingredientes o alérgenos.

Sabemos que todas estas situaciones no suelen ocurrir. Es más, damos por supuesta la resistencia y excelencia de los envases porque casi siempre nuestra historia con ellos acaba bien. Sin embargo, ello es gracias a un concienzudo trabajo de investigación y calidad por parte de la industria del packaging, y más en concreto, de la dedicada al ámbito de la alimentación.

Con este artículo queremos mostrarte lo que hay tras un consistente frasco de cristal, bandeja semirrígida, pouche o lata. ¿Lo descubrimos?

El packaging alimentario

Los envases destinados al sector alimentario deben pasar por unos exhaustivos controles de calidad antes de usarse para el envasado de alimentos. Los principales objetivos al realizar dichos exámenes son garantizar la total integridad del envase a lo largo de su vida útil y también el mantenimiento del contenido sin que se modifiquen sus propiedades.

El material con el que esté hecho el recipiente puede repercutir en su interior. Esta interacción entre los diferentes materiales del receptáculo y su contenido recibe el nombre de migración. Dicho fenómeno puede afectar de manera negativa en el alimento dejando trazas de ciertas sustancias no aptas para el consumo humano. De ahí la importancia de asegurar los máximos estándares de calidad en términos de seguridad alimentaria.

Envases aptos para las conservas y los platos preparados

Envases aptos para autoclaves para la industria del packaging

Los envases utilizados en la industria alimentaria y, más concretamente en el caso de las conservas y los platos preparados, deben asegurar una mayor resistencia ya que:

  1. Pueden albergar alimentos calientes.
  2. Deberán ser sometidos a procesos térmicos para llevar a cabo la pasteurización o esterilización de los ingredientes de su interior.

Por ello, la industria del packaging alimentario antes de poner su mercancía a la venta realiza una serie de pruebas con el fin de certificar que sus envases cumplen con los requisitos pertinentes.

Como ya te hemos comentado antes, la máxima del sector del packaging alimentario es ofrecer productos seguros tanto a nivel de dureza como de estructura, o sea, que no se rompan ni migren.

Para ello, en los laboratorios de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) se llevan a cabo distintos protocolos:

  • Control de presencia de O2 y CO2 residuales para minimizar el riesgo de microorganismos que deterioren el contenido.
  • Inspección de la Integridad del sellado.
  • Detección de fugas del envase.
  • Análisis de válvulas antirretorno para evitar problemas de integridad sin detectar.

Una manera sencilla de realizar las diferentes acciones enumeradas es simulando la realidad, es decir, incorporando alimentos calientes en el interior de nuestros envases, escogidos al azar, y sometiéndolos a un proceso de esterilización. Cuanto más dura y real sea la representación mejor, ya que así podremos comprobar la resistencia de nuestros productos expuestos a una situación límite.

Nuestras autoclaves de sobremesa con contrapresión son perfectas para lotes piloto porque son una manera eficaz y eficiente de asegurar los máximos estándares de calidad de los recipientes y, al mismo tiempo, ahorrar tiempo, dinero y recursos humanos. En nuestra web puedes ver la experiencia de productores locales, restauradores y chefs, e industrias alimentarias en nuestros casos de éxito.

La industria del packaging, siempre innovando

Autoclaves para la industria del packaging TERRA Food-Tech

La industria del packaging alimentario debe estar en constante evolución al igual que sus clientes. El mercado exige novedades y, para ello, los laboratorios de I+D+i deben estar siempre investigando, desarrollando e innovando. Se buscan nuevos diseños, materiales más sostenibles y económicos, envases que dejen menos residuos y permitan una reutilización y un fácil reciclado.

Sabías qué…

Según un estudio de la consultora Smithers Pira y Procarton, publicado en el 2017, el 96% de las marcas encuestadas consideran que el uso de envases y embalajes sostenibles es importante para su negocio.

Ventajas de las autoclaves TERRA Food-Tech® para la industria del packaging alimentario

La idoneidad de esta autoclave horizontal o de sobremesa especialmente concebida para lotes piloto en la industria alimentaria o del packaging alimentario no sólo se debe a su pequeño formato, algo mayor que un microondas, sino también a su fácil manejo y a muchas otras características ventajosas propias de nuestras autoclaves:

  • Autoclaves de sobremesa o de carga horizontal con capacidad de 21 a 75 litros.
  • Autoclaves específicas para realizar ensayos científicos y pruebas en lotes piloto de conservas y platos preparados envasados en recipientes cerrados herméticamente en la industria alimentaria y de packaging.
  • Regulación, control y registro de los parámetros Fo, Po, %Fo y %Po; imprimibles y descargables en formato PDF. También almacenables en el ordenador y extraíbles mediante USB.
  • Permiten realizar pruebas de estrés y de longevidad de envases ya que permiten configurar cualquier de sus 50 programas con 5 segmentos iniciales y 5 segmentos finales ajustables por presión, temperatura y presión de forma autónoma.
  • Aptas para la cocción, esterilización y pasteurización de todo tipo de alimentos envasados en latas, vidrio, pouches y semirrígidos.
  • Contrapresión hasta 2,1Barg programable para evitar la rotura o deformación de envases.
  • Tecnología de enfriado rápido mediante ducha de agua.
  • Respetan las características organolépticas y nutricionales del producto final, eliminando rápidamente la mayoría de bacterias y esporas.
  • Incluyen una sonda de temperatura corazón ampliable hasta un total de 2 sondas de temperatura corazón
  • SW8000: kit de software y conexión a PC para exportar y almacenar los datos del ciclo de pasteurización o esterilización en ensayos y pruebas en lotes piloto.
  • Fácil de usar y programar, con pantalla táctil a color y capacidad de almacenar hasta 50 programas.
  • Excelentes medidas de seguridad: válvula y termostato de seguridad, sistema de bloqueo de puerta y alarma de puerta abierta, detectores de presión y nivel de agua, protección térmica alrededor de la tapa y chasis protector de la cámara de esterilización.
  • Múltiples accesorios para todo tipo de proyectos: bandejas, bastidores y soportes estándares y a medida, kit perforador de tapas y de envases semirrígidos…

Todas estas ventajas de las autoclaves para la industria del packaging alimentario también están disponibles para nuestra gama de autoclaves verticales de carga superior, con volúmenes de cámara de 33 hasta 175 litros, que cuentan exactamente con la misma tecnología y prestaciones técnicas que las autoclaves horizontales o de sobremesa. Las autoclaves verticales son especialmente útiles para aquellos casos en que se requiera investigar cargas de mayores dimensiones o producir lotes piloto más grandes.

Autoclaves para la industria del packaging verticales TERRA Food-Tech

Además, las autoclaves para lotes piloto de TERRA Food-Tech® son producto de la evolución de la marca RAYPA, con más de 40 años de experiencia en la fabricación de equipos de esterilización.

Para más información sobre nuestras autoclaves para la industria del packaging alimentario o para ensayos científicos y pruebas en lotes piloto en la industria alimentaria, no dudes en contactar con nuestro departamento comercial. Estaremos encantados de poder ofrecerte una demostración de todo lo que pueden aportar nuestros equipos a tu empresa y productos.

Ir arriba